Lyda Johanna Sánchez Martinez

Lyda Johanna Sánchez Martinez

Arquitecta Especialista en Arquitectura y Urbanismo Bioclimático dice:

Es importante que el sector privado de Manizales comience a dar respuestas objetivas de vinculación a iniciativas de “Economía Circular y Ciudades y Comunidades Inteligentes y Sostenibles”, con complejos comerciales como Milán Square. En Milán Square implantamos contenedores marítimos reciclados, con una disposición volumétrica arquitectónica, sabiamente comprometida con el entorno físico, la ventilación, la luz natural y el paisaje, que para solaz del público incluye el Nevado del Ruiz.

El solo concepto de recolección y utilización de aguas lluvias es valiosísimo para una ciudad con una pluviosidad como la de Manizales. El almacenar aguas lluvias, disminuye el caudal de escorrentía, y minimiza la saturación de las redes de recolección y distribución de la ciudad; convirtiendo la lluvia en recurso útil. Lo mismo ocurre con los demás conceptos eco- sostenibles del Milán Square.

Estar en Milán Square haciendo co-working, descansando o medrando, no equivale a ingresar a un sitio aislándose de la ciudad. Estar en Milán Square es descansar, trabajar cómodamente y medrar; viviendo simultáneamente el entorno, la armonía, la luz solar, el color, la forma, el aroma, el verde, el contraste, y la alegría de Manizales, aunado todo ello a la eco-eficiencia.